cuadros decorativos

Lola Mento: Hoy tengo mi amuleto favorito y se llama MANO DE FÁTIMA

19:14

lola mento, ilustraciones lola mento, cuadros mano de fátima, mano de fátima, amuleto lolamento


Mucho se habla de la Mano de Fátima, y muchas me pidieron otra versión de la que ya hice, ya que les encanta; cabe aclarar que cada cual puede creer o no, gustar o no, en este espacio todo lo que se publica es con mucho amor y con muchas ganas de que te guste, y si no te gusta mejor no lo mires, la mala onda no es bien recibida en este espacio !!! ....
Muchas son las culturas en las cuales los pendientes “MANO DE FÁTIMA” se regalan como PORTA-FORTUNA, pero también para recordar que quien lo lleva, VE LA FE EN DIOS, y la ve expresada a través de los cinco sentidos: A menudo las decoraciones se presentan sobre el pendiente y vienen con el diseño de un ojo central, para ALGUNOS EL OJO DE DIOS, que vigila su fe, o para otros un potente talismán que aleja el mal ojo.
Se dice, además que “LA MANO DE FÁTIMA” ofrece joya, paz y prosperidad, y puede ser llevada ya se con la punta de los dedos hacia abajo o con la punta hacia arriba. En realidad la “MANO DE FÁTIMA” llevada con la punta hacia arriba se considera un potente talismán y significa que se está protegiendo de malas influencias, celos o mal ojo.
LEYENDA
La leyenda cuenta que una tarde Fátima estaba preparando la cena, cuando vio entrar al marido, del cual estaba perdidamente enamorada, Estaba con una concubina (la religión islámica permite la poligamia masculina y permite casarse hasta cuatro veces).
Fátima se encontraba profundamente amargada con la llegada de esta mujer. Fátima no se dio ni cuenta de haber se cortado con el cuchillo de leña y quemado con la sémola que estaba cociendo y continuó mezclando la cena con la mano, sin sentir dolor.
El dolor que tenía en el corazón y era tan fuerte, tanto que no le dejaba sentir el corte en la mano.
Cuando el marido se dio cuenta y fue cuando le dijo “Fátima ¿Qué estás haciendo?”, ella se dio cuenta en ese momento, de la quemadura y del dolor que le había causado en el brazo.
ALÍ la cuidó pero después le dijo que había pasado la noche con la nueva esposa.
Fátima aceptó la voluntad del marido pero cuando él se encontró en la habitación con la concubina, Fátima les espió de una fisura tras la habitación. Se dice que cuando vio a ALÍ besar a su nueva mujer, una lágrima salió de los ojos de Fátima, y corrió donde ALÍ, haciéndole entender en el gran amor que ella sentía por él, convenciéndolo para que renunciara a su nueva concubina.

Tal vez te interese leer

0 comentarios